SANTA MARÍA DE PAZ Y BIEN…

… ¡Ruega por nosotros!
Ayer, día 24, poníamos  de un modo muy especial en el Corazón Inmaculado de nuestra Madre, Santa María de Paz y Bien a todos aquellos que formamos este gran Movimiento: niños y niñas, jóvenes, fraternidades adultas, animadores, hermanas… Todos unidos en una misma fe, con una misma ilusión, una misma meta: ser gente de paz que camina por el mundo, como Francisco, llevando la Paz y el Bien y proclamando el amor Redentor; todo, siempre, de la mano de una misma Madre que no nos suelta nunca. 

En el Corazón del Maestro nos encontramos todos y hoy más que nunca recemos unidos el ángelus agradeciendo a Dios por formar parte de esta gran y feliz familia a la que Él ha regalado una Madre tan buena.
¡Felicidades a todos!