VEN ESPÍRITU SANTO…

… MAR INMENSO DE AMOR ETERNO

El tiempo pascual es tiempo de alegría y gozo porque disfrutamos de la presencia del Señor Resucitado entre nosotros. El domingo pasado celebramos la Ascensión del Señor a los cielos y esto significa que la venida del Espíritu está ya muy próxima. Dentro de cuatro días recibiremos lo que Jesús nos prometió.

NOVIPOST espera con gran alegría esta venida, porque sabemos que el Señor nunca nos deja solos. Esta certeza es la que comparten con nosotras nuestras Hermanas Margiury y Ana Sofía, que han llegado desde Ticuantepe (Nicaragua) hace días. «El Señor ha estado grande con nosotras -doblemente- y estamos alegres».

Como siempre, cuando llega una nueva Hermana, compartimos con vosotros sus primeras impresiones:

«Oh Dios, ¿quién eres Tú y quién soy yo?»
«Amarás a Dios con toda tu alma, con todo tu corazón, con toda tu mente, con todo tu ser y con todo tu espíritu».

Madre mía, que tu fe me impulse a decir al Padre siempre sí, a ofrecerle mi vida toda en la alegría. El Señor me dará su fortaleza en este camino de entrega.
Que sea Él mi sueño y mi único fin, mi total adhesión y mi perfecta felicidad.

(Hna. Margiury)

El Señor me enamoró y yo me dejé enamorar.
En Jesús he encontrado la verdadera felicidad. ¡Vale la pena arriesgarlo todo por el que lo es Todo!
Como María ¡me he fiado del Señor! y he escuchado su voz. «Habla, Señor, que tu siervo escucha».
Madre mía, ayúdame en este caminar de lucha, de entrega y fidelidad.
«Te amo, Señor, y la única gracia que te pido es amarte eternamente».

(Hna. Ana Sofía)