«TAN NECESARIO COMO ES EL PAN PARA EL CUERPO…

…ASÍ LO ES EL SANTO ROSARIO PARA LA SALUD DEL ALMA.»


Hoy celebramos la fiesta de nuestra Señora del Rosario. El rezo del Rosario nos ayuda a recorrer, junto con María, el itinerario de las inefables grandezas de los misterios de Cristo: Encarnación, Anuncio del Reino. Pasión, Resurrección  ¿Quien mejor que la Virgen los comprendió y vivió?¿Quien mejor que Ella puede revelarnos su grandeza?



Con alegría
venimos
a decirte
con amor,
Virgen María
del Rosario
eres más
bella que el sol.
Tu mirada
candorosa
y el rosario
entre tus manos,
nos ayuda y
nos ampara
por eso a Ti
te imploramos.
Madre del
alma querida
acógenos en
tus brazos,
igual que al
niño que llevas
dormidito en
tu regazo.
Tú eres la
Dama más bella,
la de
inmenso corazón,
tu pecho
siempre rebosa
de dulzura,
paz y amor.
Eres el amor
más grande
de tu Padre
Celestial
tus hijos a
Ti pedimos
nos libres
de todo mal.
Gracias
Virgen del Rosario
por estar
entre nosotros,
sin Ti no
tendríamos nada,
por Ti lo
tenemos todo.

En este mes pidamos la ayuda de la santa Madre de Dios por medio del Rosario o corona mariana, meditando los misterios de Cristo bajo la guía de aquélla que estuvo especialmente unida a la Encarnación, Pasión y Resurrección del Hijo de Dios.
Santa María del Rosario, ruega por nosotros