«LÁZARO…

… VEN AFUERA».

Estamos en la última semana antes de Semana Santa. Seguimos teniendo la oportunidad de convertirnos, de volver al Señor, de volver a la Vida. El Santo Padre nos ilumina así:

«Cuando, en el quinto domingo, se proclama la resurrección de Lázaro, nos encontramos frente al misterio último de nuestra existencia: «Yo soy la resurrección y la vida… ¿Crees esto?» (Jn 11, 25-26). Para la comunidad cristiana es el momento de volver a poner con sinceridad, junto con Marta, toda la esperanza en Jesús de Nazaret: «Sí, Señor, yo creo que tú eres el Cristo, el Hijo de Dios, el que iba a venir al mundo» (v. 27). La fe en la resurrección de los muertos y la esperanza en la vida eterna abren nuestra mirada al sentido último de nuestra existencia: Dios ha creado al hombre para la resurrección y para la vida, y esta verdad da la dimensión auténtica y definitiva a la historia de los hombres, a su existencia personal y a su vida social, a la cultura, a la política, a la economía…»

Pidamos en esta semana la fe de Marta, la esperanza de María y la caridad de Lázaro para vivir la recta final de esta Cuaresma que el Señor nos regala. Jesús nos dice hoy: «Yo soy la resurrección y la vida… ¿Crees esto?». Ante esta nueva pregunta del Maestro nosotros, ¿qué respondemos?