JE T’ADORE…

…ET JE T’AIME, MON DIEU.

Bonjour, ça va?, On y va, Qu’est-ce que c’est? Tu as sommeil? ¿Pero qué es esto? ¿Otro virus en el blog? ¡¡¡Tampoco!!! Lo que pasa es que somos políglotas… Gracias a la llegada de nuestra nueva hermana.

Nosotras, en nuestro día a día, intentamos ser fieles desde lo pequeño, a nuestro carisma. Una vez más vemos que todo lo recoge el Señor y nos devuelve el ciento por uno.

Nuestra misión es sembrar y el Señor se encarga de regar y recoger el fruto donde Él ha fijado su mirada. Ha puesto sus ojos en El Congo, en nuestra hermana Ángela.

Ella viene con muchos deseos de ser toda para el Señor. Sí, pero mejor escuchémosla a ella. Ángela, quelles sont tes désirs?

«Seigneur, je te rend grâce eternal et son Amour.
Je remerci toutes les soeurs franciscaines de m’avoir accepté dans la Congreation. «Avant même tu soi sorti du sein, je t’ai consacré». Et je sais que louer le Seigneur d’avoir préserver ma vocation. Et je dis me voici Seigneur, je viens faire ta volonté. Je suis qu’un pauvre instrument entre ses mains, mais rien, n’est impossible a celui qui se donne pour le Seigneur.
Que la Virge Marie, ta Mère et tous les Anges m’accompagnent sur ce cheminement.
Merci à Dieu Crèateur».

En español…

«Señor, te doy gracias porque eres eterno y por tu amor.
Agradezco a todas las hermanas franciscanas por haberme aceptado en la Congregación. «Antes de que nacieras ya te tenía consagrada» (Jer.1,5) Alabo al Señor por haber guardado mi vocación. y yo digo: Heme aquí, Señor, que vengo a hacer tu voluntad. Soy un pobre instrumento entre sus manos, pero nada es imposible para aquél que se da al Señor.
Que la Virgen María, tu Madre, y todos los Ángeles me acompañen en este camino. Gracias a Dios crerador».