ME AMÓ…

…y se entregó por mí Ya llega la hora, en que nuestro Señor prueba la amarga copa de su Pasión.  Corazón mío, estate atento para acompañar a tu Jesús que por tu amor sufre de tal manera. Reconozco, Señor, que yo también he sido traidora en ocasiones, te he negado, condenado, clavado. Tu has probado […]