«TODO SEA POR DIOS…

…CÚMPLASE SU SANTA VOLUNTAD»

San Juan Bautista de la Salle es el fundador del Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas y Patrono de los educadores cristianos desde el 15 de mayo de 1950.

Primogénito de una familia acomodada de Francia, fue ordenado sacerdote el 9 de abril de 1678. Desde entonces mostró una gran preocupación por la educación y el trato a los más jóvenes, enfrentando todas las deficiencias y dificultades con compasión, ayuda, y fortaleza.


San Juan Bautista, un hombre de profunda vida interior, dio un gran ejemplo de caridad para con el prójimo, tratando a todos como el mismo Cristo lo recomendó en el Evangelio, haciendo a los demás todo el bien que deseamos que los demás nos hagan de nosotros.

Nosotras, que compartimos con ellos ese mismo deseo de «enseñar a las almas a conocer y amar a Dios» mediante la educación cristiana de la infancia y juventud, nos unimos hoy a su alegría y pedimos para ellos, como pedimos para todos los que se dedican a tan precioso apostolado la gracia de «ver siempre en los niños la persona de Jesús Infante», pues no olvidamos que de los que son como niños es el Reino de los Cielo.

Muchas felicidades a todos los Hermanos de la Salle.