¿RECORDAIS HNAS. TERESA Y CARMEN…

… QUÉ PASO EL 6 DE MAYO DEL 2007 EN ANTEQUERA?

La Victoria, mucha gente, plaza de toros, lluvia, pabellón Fernando Argüelles, noche, vigilia, testimonios, emoción, nervios, ilusión, espera… amanecer, rosario de la aurora, recinto ferial, acólitos, diáconos, sacerdotes, obispos, cardenales, hermanas, familiares, amigos, BEATIFICACIÓN, gigantografia, aleluya, campanas, felicidad y después… anunciar a todo el mundo que no tuvo la suerte de vivir este acontecimiento: ¡QUÉ MADRE CARMEN ERA BEATA!

La Victoria durante estos días, era un ir y venir de gente, que respiraba como nunca el espíritu de Madre Carmen, haciéndose vida la frase: ¡Bendito sea Dios que tanto nos quiere! En la plaza de toros, cuando todo el mundo rendia homenaje a Madre Carmen, también el Señor quiso hacer acto de presencia y… ¿cómo lo hizo?…con la lluvia, empapados de la Gracia de Dios, llegamos a la Vigilia, aquí contemplamos al Señor en tres momentos: Belén, Calvario y Eucaristía. Y ya el gran día el 6 de Mayo, que fue un encuentro de oración, de alabanza y de gratitud a Dios.

Todos esperábamos con impaciencia el momento en el que fuese proclamada Beata, esto suponía para todos los presentes, que la Santidad no es algo imposible que esta al alcance de todos los bautizados y qué mejor ejemplo que la vida de Madre Carmen. Desde ese mismo instante sentimos una inmesa FELICIDAD, acompañada del deseo de transmitir lo que Madre Carmen quiso siempre: » Enseñar a los hombres a conocer y amar a Dios»

Y tú, ¿cómo lo viviste?