«ESTAD SIEMPRE ALEGRES…

San Pablo nos invita hoy a vivir en  alegría como una recomendación a no temer que se fundamenta en el hecho de que el Señor está cerca. Y el que se acerca es  Dios  que se abaja y se hace uno de nosotros. Es por esto que nuestra alegría ha de estar basada en Jesús, el Emmanuel, el Dios-con-nosotros.
Pero…¿qué es en realidad la alegría? La alegría es oración, es fuerza. Es un darse sin esperar nada, pues Dios ama al que se da con alegría. Por ello, no dejemos que,por ningún motivo, la tristeza se apodere de nosotros, que ¡EL SEÑOR ESTÁ CERCA!.