JESÚS…

…dice: “Me queman las llamas de la Misericordia, deseo derramarlas sobre las almas de los hombres. ¡Oh!, ¡qué dolor me dan cuando no quieren aceptarlas! (…) Dile a la humanidad doliente que se abrace a mi Corazón misericordioso y Yo la llenaré de paz”. “La humanidad no encontrará la paz hasta que no se dirija […]