VEN ESPÍRITU DIVINO….

…MANDA TU LUZ DESDE EL CIELO
El Espíritu Santo es el guía de la Iglesia, es la fuerza que
nos impulsa a hacer la voluntad de Dios en nuestra vida. La Iglesia, como Madre
de todo el pueblo de Dios, ha llamado a este domingo de Pentecostés, semana de semana, domingo de domingos, para recordar cómo los apóstoles, reunidos con Santa María y las demás mujeres que acompañaron al Señor, recibieron el Espíritu que transformó sus vidas, los hizo salir de su escondrijo y empezaron a transmitir la Buena Noticia que ha llegado hasta nosotros y que ahora, nos toca transmitir, anunciar, como nuevos discípulos suyos.
Nosotras como hijas de Madre Carmen hemos recibido una sincera devoción hacia el Espíritu Santo. Nuestra Beata deseó para sí y para todas las Hermanas que nos precedieron que sus corazones fueran verdadera morada donde el Espíritu Santo pudiera habitar siempre. Nosotras, animadas  por el ejemplo de Nuestra Fundadora, debemos dejarnos guiar por la fuerza del Espíritu Santo para ser dóciles en el cumplimiento del deber al que hemos sido llamadas, y dar así testimonio del anhelo de nuestra Madre, haciendo nuestra la oración que ella misma, tantas veces pronunciara: 

«Venid a mí, Espíritu de Sabiduría. Enseñadme a estimar y amar las cosas espirituales. Los bienes del cielo más que todos los tesoros del mundo; a conocer y apreciar todo lo que pueda aproximarme a Dios y a la perfección de mi estado».
Que la gracia del Espíritu Santo habite en el corazón de todos
aquellos que de una manera especial desean abrir su corazón de par en par para
recibirlo. Felicidades a todos los que hoy celebran su santo. Que el Espíritu os colme de bendiciones.