UN ÁNGEL TE ANUNCIÓ…

…QUÉ IBAS A SER MADRE.


Dios te salve, Anunciación,
morena de maravilla, 
tendrás un Hijo más bello
que los tallos de una brisa.
Mensaje de Dios te traigo.
Él te saluda, María,
pues Dios se prendó de ti,
y Dios es Dios de alegría.
Llena de gracia te llamo
porque la gracia te llena;
si más te pudiera dar, 
mucha más gracia te diera.
El Señor está contigo
aún más que tú estás con Dios; 
tu carne ya no es tu carne,
tu sangre ya es para dos.
Y bendita vas a ser 
entre todas las mujeres, 
pues, si eres madre de todos,
¿quién podría no quererte? 

(Himno I Vísperas Anunciación del Señor)