TE DIRÉ MI AMOR, REY MÍO…

…CON LOS LABIOS DE TU ESPOSA.

Dentro de la alegría de la Navidad, del nacimiento del Niño
Jesús en el corazón de cada persona, a la familia Novipost se ha añadido el
gozo de celebrar la profesión religiosa de nuestra hermana Yerling. El pasado
sábado 28 de diciembre consagró su vida al Señor, prometiéndole pobreza,
virginidad y obediencia
. No nos cansamos de dar gracias a Dios por las
maravillas que hace en quienes confían en Él y se dejan llevar por su amor.


Nosotras pedimos para ella que la Virgen la acompañe siempre
y le enseñe a ser fiel a su Hijo; y que Jesús llene todo su corazón.



Podéis leer desde aquí el testimonio de la Hermana Yerling