SEGUIMOS…

…Nuestra ruta
Tras este largo periodo vacacional , muy intenso para nosotras, os enviamos las fotos de nuestro veraneo en los puertos de junio julio y agosto.
JUNIO
En este lugar nos encontramos con todos nuestros hermanos que como nosotros tienen defectos y nos acordamos de la frase de nuestro seráfico Padre«Ten mucha paciencia con todas las cosas pero sobre todo contigo mismo». Es una obra de misericordia mirar lo bueno en el hermano y cerrar los ojos ante sus defectos, pues Dios lo ama tanto como a mí, que tengo los mismos defectos o más.
JULIO-AGOSTO
Fue un puerto muy transitado en el que nos dedicamos a abrir nuestras puertas recordando las palabras de San Juan Pablo II: ¡No tengáis miedo, abrid de par en par vuestras puertas a Cristo! Así, durante estos meses, acogimos a Cristo en todas nuestras hermanas y especialmente dimos la bienvenida a una nueva navegante en nuestra barca. No sólo abrimos las puertas físicas; se trata, sobre todo, de abrir las puertas del corazón. 
Y navegando navegando llegamos hasta septiembre (y ya estamos a punto de partir de nuevo). Con eso de la vuelta al cole, nos encontramos con una pequeña, con el uniforme puesto, que como tantos otros hace pucheritos , y nos disponemos a consolar al triste. Cuántos hermanos y cuantas almas nos encontramos cada día que caminan por la vida apenadas… sólo Uno es la alegría del mundo. Que Jesús sea el consuelo que llevemos a todos los hombres y, al pronunciar este dulce Nombre, se ahuyentará toda tristeza y se dibujará en los labios una sonrisa.