SANTIAGO APÓSTOL…

…Ruega por nosotros
 ¡Gran Apóstol Santiago,
familiar cercano de nuestro Señor y aún más cercano a Él por lazos
espirituales! Al ser llamado por Él entre los primeros discípulos y ser
favorecido con Su especial intimidad, tú respondiste con gran generosidad,
dejándolo todo para 
seguirlo a la primera llamada. También tuviste el
privilegio de ser el primero de los Apóstoles en morir por Él, sellando tu
predicación con tu sangre.
“Atronador” en el entusiasmo en la tierra
desde el cielo, te has mostrado defensor de Su Iglesia una y otra vez,
apareciendo en el campo de batalla de los Cristianos para derrotar y dispersar
a los enemigos de la Cruz, y llevar a los descorazonados Creyentes a la
Victoria. Fuerza de los Cristianos, refugio seguro de aquellos que te suplican
con confianza, oh, protégenos ahora en los peligros que nos rodean.Amén