SAN FELIPE NERI DECÍA…

«La llaga del costado de Cristo es grande; pero, si Él no cuida de mí, yo se la voy a aumentar »