QUIERO SER…

… EVANGELIO VIVIENTE.

San Francisco sigue tan vivo hoy como lo estuvo en el siglo XIII.

Este año estamos celebrando el VIII Centenario de la aprobación de la Primera Regla. Hoy, día de San Francisco, queremos recordar los deseos que tenía de asemejarse a Cristo. Esto sólo podía hacerse de una manera, que la Regla y Vida de su Congregación fuera vivir el Evangelio. Así se lo hizo saber al Papa:

«Santo Padre, hemos venido para notificarle las cosas que Dios obra por mediación nuestra, a fin de poder proseguir devotamente, con la autorización de vuestra santidad, lo que hemos comenzado. Queremos vivir en obediencia, en castidad y suma pobreza, y seguir la doctrina y vida de Nuestro Señor Jesucristo.» (Vida de Celano)

Nosotras, como Franciscanas de los Sagrados Corazones, queremos vivir radicalmente el Evangelio siendo fieles a la Iglesia y al carisma que nuestra Beata Madre Carmen nos dejó para que todo aquel que nos vea pueda decir: he aquí otro Cristo.

El sentimiento de Francisco de que ‘el Amor no es amado’ nos lleva a querer entregarnos por completo, sin reservarnos nada, sabiendo que cada día tenemos que volver a empezar porque ‘hasta ahora poco o nada hemos hecho’.

«Por todo, LOADO MI SEÑOR«