“¿QUIERES AMAR A LA VIRGEN?- PUES, ¡TRÁTALA! …

¿Cómo?- Rezando el Santo Rosario”

Salve,
María, Madre del Rosario.
Salve,
princesa de la humanidad.
Tiende
tu mano a los que imploramos,
siempre
nos proteja tu bondad.
Los
que, peregrinos en tierra de paso,
buscamos
alivio a nuestros dolores
te
invocamos Madre, Reina de los cielos,
sabiendo
que tú estás siempre atenta,
nos
cuidas con mimo, nos colmas de amores.
El
Rosario, Señora, es nuestro homenaje
de
amor encendido en tu devoción.
Son
sus misterios preciosos hogares
en
donde encontramos retazos de tu corazón.
No
nos olvides, Madre amorosa,
en
el momento de nuestra partida.
Por
tu Rosario, divina Señora,
nos
lleves a Cristo y hallemos la vida. Amén.
Os invitamos a que nos unamos en una CADENA DE ORACIÓN por la PAZ
DEL MUNDO,
rezando cada día de este mes TRES AVE MARÍAS pidiendo a María
Santísima, Madre de misericordia, que nos conceda la gracia de ser instrumentos
de paz en medio de tantas situaciones difíciles.