QUERIDOS HIJOS…

…REZAD EL ROSARIO.



Con el corazón lleno de alegría celebramos hoy la advocación de Nuestra Señora del Rosario, fiesta instaurada por San PioV el 7 de octubre en el siglo XVI.
María nos invita a rezar el rosario, que es un arma poderosa para vencer al mal y también para alcanzar muchos beneficios.
Como decía el Beato Juan Pablo II: «al recitar el rosario, contemplamos con María el rostro de Cristo»,   debemos saber que cada Ave María que recitamos es una rosa que le ofrecemos a la Virgen para que ella la lleve a los pies de su Hijo.
Pidamos a la Reina del Cielo que interceda por nosotros ante su Hijo y que nos acreciente la devoción al rezo del Santo Rosario.