¿POR QUÉ TE GUSTA…

…REZAR EL ROSARIO?

Rezándolo me siento más cerca de mi Madre, la Santísima Virgen. Ella me lleva a mi amado, me hace comtemplar su grandeza y «la gran locura de su amor». Siento que cada Ave María es una de las escaleritas que me harán llegar hasta el Señor hasta llegar a contemplarlo cara a cara.