MISERICORDIA DEL CORAZÓN DE JESÚS…

 … perdonad a mi corazón
Hoy,
segundo domingo de Pascua, celebramos,  junto con toda la Iglesia, el
domingo de la Divina Misericordia.
Recordemos
algunas de las palabras que Jesús dirigió a Santa Faustina:
“DI
A LAS ALMAS, QUE YO SOY AMOR Y MISERICORDIA. CUALQUIERA QUE SE ACERQUE A MÍ CON
CONFIANZA RECIBE MI GRACIA CON TAL SOBREABUNDANCIA, QUE NO LA PUEDE CONTENER, Y
LA IRRADIA SOBRE LOS OTROS.
LA
HUMANIDAD NO ESTARÁ TRANQUILA Y EN PAZ HASTA QUE SE VUELVA CON CONFIANZA HACIA
MI MISERICORDIA, PUES LA MISERICORDIA ES EL MÁS GRANDE ATRIBUTO DE DIOS”.

“Oh
sangre y agua, oh fuente de Misericodia, brotada del Corazón de Jesús, yo
confío en tí.”