MI DIOS…

 …¡Y MI TODO!


¡PAZ Y BIEN! En este día tan especial para toda la familia
franciscana, solemnidad de nuestro Padre San Francisco, queremos compartir con
vosotros una gran noticia que nos llena de alegría: ayer nuestras Hermanas
Perla Rocío y Gerild de Jesús vistieron el Santo Hábito y comenzaron su vida
religiosa en nuestra Congregación.

Las palabras de Madre Carmen resuenan hoy en nuestro
corazón:  “(…) es preciso que la Novicia sepa por qué y para qué ha venido y ha
sido admitida en la Religión, que no ha sido otro fin que santificarse
.”
Pidamos
al Señor que nuestras Hermanas sean fieles y vivan esta nueva etapa
correspondiendo a los deseos de nuestra Madre, cada día con más corazón.


Ahora ellas nos regalan unas palabras:


¡Cuánto te amo Señor,
Tú eres mi fortaleza!

Me siento muy feliz y
muy agradecida por todo lo que el Señor me ha dado, por el don de su llamada, por
tantas gracias recibidas, por soñarme y amarme con amor eterno. ¡Este es mi lugar!,  donde Dios quiere que me entregue a Él cada día, con todo mi ser,
con toda mi alma, con todo mi corazón.
Puedo decir a una sola voz con
Francisco: ‘’Tú, eres el Bien, todo Bien, sumo Bien, mi Señor y Amigo, cercano,
vivo y feliz”. En este nuevo camino que empiezo, preciosísimo sin duda alguna,  voy de la mano de Jesús y de mi madre María
con el corazón lleno de ilusión y sonrisas. De verdad que Dios escribe derecho
en renglones torcidos, que todo es Providencia y nada pasa por casualidad, que
cada día es una nueva oportunidad para decirle ‘’Sí, aquí estoy Señor, Tú me
has llamado”.  También le doy gracias a
Madre Carmen por permitirme ser una de sus hijas.»  Hna. Perla

 

«¿Cómo pagaré al Señor todo
el bien que me ha hecho?
 

Yo le doy gracias a
Dios por haberse fijado en mí. ¡Esto es una locura! Pero es algo que quiero sin
duda. Y en respuesta a Su amor, mi amor le daré. Que Él guarde lo que es suyo…» Hna. Gerild