«JESÚS NOS QUIERE MUCHO…

 …¡Y AL CIELO IREMOS CON ÉL!»

Hoy, día en que se conmemora a todos los mártires del siglo
XX en España, nuestra Congregación celebra la fiesta litúrgica de nuestra Beata
Madre Carlota de la Visitación
. De ella nos dicen que “guardó siempre gran
fidelidad y veneración por la Madre Fundadora, llegando a ser su secretaria y
su biógrafa, y ejerció con gran caridad y eficiencia funciones de educadora y
gobierno.”

En la persecución religiosa contra la Iglesia en España fue
expulsada de la Comunidad de Vilanova de Bellpuig (Lérida), encontrando refugio
en Barcelona donde, tras ser denunciada, se identificó como religiosa para
salvar a una joven detenida. Recibió la corona del martirio en las vísperas del
14 de noviembre de 1936 mientras exclamaba: “¡Viva Cristo Rey!”

Cristo Eucaristía fue la comida que sostuvo a
nuestra Beata Carlota
; por eso se dejó arrancar la vida en el lagar y el molino
de la persecución a la que fue sometida por ser fiel testigo de la fe en
Jesucristo
. Ella misma aseguraba: “Preparada estoy para la lucha”. Su martirio,
sellado por la Santa Madre Iglesia con el reconocimiento de la santidad, es un estímulo
para vivir hasta el fondo la fidelidad a Cristo y a la Iglesia. 

María “es la santa entre los santos, la más bendita, la que
nos enseña el camino de la santidad y nos acompaña”
, dice el Papa Francisco. A
Ella, a nuestra Madre del cielo, le pedimos que nos acompañe a lo largo de
nuestra vida, para que en la sencillez de lo cotidiano, sepamos reconocer la
voluntad del Señor, descubrir su amor a todos nosotros y responder como nuestra
Madre Carlota y todos los santos.