JEREMÍAS DICE…

«Me has seducido Señor y yo me dejé seducir. Has luchado conmigo y me has vencido«