HOY CELEBRAMOS LA MEMORIA DE…

… UNO DE LOS MÁS GRANDES PADRES DE LA IGLESIA.


San Juan Crisóstomo nació en Antioquía hacia el año 344.  Fue apodado Crisóstomo, que significa «boca de oro» por su excepcional elocuencia que sirvió para que muchos cristianos siguieran su ejemplo y otras tantas personas se convirtieran al cristianismo. Primero fue sacerdote de Antioquía y más tarde Arzobispo de Constantinopla, donde demostró que lo más importante no eran las riquezas, sino ayudar a los que más lo necesitan. Murió el 14 de septiembre del año 404.
Su vida nos enseña que la vida austera y de sufrimiento es otra forma de glorificar a Dios e ir ganando el cielo. Sólo Dios puede premiar el gozar de su eterna presencia a través de una vida entregada.