HOLA…

… mi nombre es Fátima, quiero dar a conocer cómo el Señor me llamó a una vida diferente, a ser toda de Él.

A la edad de siete años, nació en mí la inquietud a la vida religiosa, fue a raíz de una pregunta que me hizo mi hermana: «¿Quieres ser religiosa?» Yo respondí con gran entusiasmo: «Sí». Ella me dijo que para hacerlo tenía que dejar a mi familia y que no los volvería a ver, me entristecí porque no me imaginaba sin una familia, (en mi familia somos 10 hermanos) entonces, le dije que no, que no quería, ella se puso a reír y se fue.

Nunca más me volvió a preguntar, creo que se olvidó de ello pero a mí, no se me olvidó. Con el paso del tiempo no podía dejar de preguntarme ¿será que el Señor me pide que sea religiosa? Pero enseguida pensaba, tengo que dejar a mis padres, hermanos, a toda mi familia… creo que no podré, y trataba de no pensarlo más y mucho menos comentarlo con nadie… el sólo pensarlo me asustaba.

¿Quieres saber cómo sigue? Entra en la web desde aquí y podrás leer mi testimonio completo.