HIJAS MÍAS….

…¿ME SERÉIS FIELES?

«A Ti, Señor, la
gloria y la alabanza, 

que en el humilde muestras tu poder.
¡Te bendecimos por
tus obras santas!»

Un año más damos
gracias a Dios por poder celebrar estos 136 años de la fundación de nuestra Congregación,
y por habernos regalado el don de la presencia de Madre Carmen en la Iglesia.
Su recuerdo 
continúa presente entre nosotras, sus hijas, y esto nos empuja a seguir  haciendo vida sus palabras: Cuando miro al
cielo, se acrecientan mis deseos de ir por esos mundos a enseñar a las almas a
conocer y amar a Dios.”

Y es así, que
generaciones  de Hermanas han venido
haciendo suyas estas palabras, siendo dóciles a la voz del Espíritu, como lo
fue nuestra Madre.

Pedimos al Señor por nuestra Congregación y las obras
apostólicas que se llevan a cabo dentro de ella. También pedimos por cada una
de las Hermanas, para que seamos fieles al carisma de nuestro Instituto.