¡FELIZ DÍA…

…de Santa María de Paz y Bien!
Ayer celebrábamos con gran alegría el día de nuestra Madre, Santa María de Paz y Bien. Desde este pequeño Noviciado queremos felicitar a todos aquellos que un día subieron al barco de Paz y Bien y descubrieron que de la mano de Jesús y María ¡todo es una fiesta! Felicidades a los Animadores y Hermanas que guiados por la luz del Espíritu animan la fe de los grupos, dan su tiempo y sus capacidades para sembrar en los adultos, jóvenes y niños la semilla del Evangelio. Felicidades a los jóvenes que se siguen acercando a sus grupos y fraternidades de Paz y Bien, que le gritan al mundo que hay otra manera de vivir, que se atreven a salirse del modelo establecido de superficialidad y pasotismo para poder decir como Francisco: «Y me dijo el Señor que quería que fuera un nuevo loco en el mundo «. Felicidades a los niños, que han elegido ser gente de Paz y Bien y empiezan ya a desenvolver este gran Regalo que Jesús ha querido hacerles y les entrega por medio de María. Felicidades a los grupos y fraternidades de Adultos que en medio de su vida llena de trabajo y ocupaciones han sacado tiempo para dedicarlo a lo fundamental, a conocer, seguir y amar a Dios y llevan a Jesús a los ambientes en los que se desarrolla su vida.



A todos, los de aquí, los de allá y los de más allá del mar, ¡Felicidades! Que Santa María de Paz y Bien os conceda perseverar en este camino radicalmente opuesto al del mundo y Jesús os haga caminar a pie descalzo por Él.
Y a tí, Madre queridísima ¡Gracias! Muchas gracias porque en torno a tí hoy nos sentimos familia congregada por un mismo Amor. No dejes de ser luz en nuestro Amanecer, Claridad en nuestra noche y compañera en el Camino. ¡No te merecemos Madre, pero te necesitamos!.