ES TIEMPO DE…

…ESTARSE AMANDO AL AMADO

«¡No tengáis miedo de Cristo! Él no quita nada, y lo da todo. Quien se da a Él, recibe el ciento por uno. Sí, abrid de par en par las puertas a Cristo, y encontraréis la verdadera vida». (Benedicto XVI)

Verdaderamente, si le abrimos la puerta de nuestro corazón a Cristo, Él no nos quita nada, al contrario, nos lo da todo.

Nosotras le hemos abierto nuestra puerta aceptando su llamada. Pero cada día, cada uno de nosotros tenemos que luchar por seguir abriéndola. Abrirla para que Él entre y cerrarla para que permanezca en nuestro corazón.



Es cierto que al principio da miedo, porque abandonarnos en sus manos significa negarse a sí mismo. Pero… «¡No tengamos miedo de Cristo!» Démonos por completo a Él, cada uno desde su situación y desde su vocación. Viviéndolo todo por y para Él. ¡Qué diferente se vive todo si cada cosa que realizamos lo hacemos conscientes de que el Señor está a nuestro lado y que es para Él!

No tengamos miedo. ¡No! Él está esperando cada día poder entrar. Abrámosle la puerta y adentrémonos en la gran aventura de seguir a Cristo. Día a día tenemos una nueva oprtunidad para decir: «Aquí me tienes, Señor; haz de mí cuanto quieras».

Hoy comenzamos una semana de Ejercicios Espirituales, donde el Señor nos está esperando a cada una para entrar en nosotras y poder dialogar cara a cara, mostrándonos su Amor. Desde NOVIPOST os pedimos que recéis por nosotras y que no perdáis ninguna oportunidad para visitar el Sagrario y poneros en las manos del Señor. Sin duda, nosotras rezaremos por vosotros.

«La vida interior importa
más que los actos externos;
no hay obra que valga nada
si no es del amor reflejo»

(San Ignacio de Loyola- El Divino impaciente)