EMPEZAMOS MARZO…

… DEDICÁNDOLO A SAN JOSÉ

Durante todo este mes, el Noviciado de las Hermanas Franciscanas de los Sagrados Corazones, se encomienda a san José, patrono de nuestra Congregación, protector de la vida interior, y, ¡cómo no!, intercesor por las vocaciones. 

Queremos haceros participes de nuestras súplicas pidiéndoos algo muy sencillo: que repitáis, cuantas veces queráis, esta jaculatoria: 

«SAN JOSÉ,  
MUCHAS Y SANTAS VOCACIONES «
Pedimos para toda la Iglesia la gracia de que los jóvenes sean valientes y consagren su vida por entero al servicio del Reino, siendo signos vivos del Evangelio.