EL SEÑOR ESTÁ CERCA…

… es Adviento.

– momento no para detenernos, sino, para seguir caminando, con nuestra mirada puesta mucho más en el Señor que en nosotras.

– tiempo que Él nos regala para irnos mostrando su Amor, para seguir seduciéndonos, para revelarnos, en el silencio, secretos a nuestro corazón.

¡Hay que estar alerta!, ¡en constante vigilancia!, porque en cualquier momento Él pasa por nuestra vida.

– Vino hace más de dos mil años, pero sigue viniendo hoy, nos sigue llamando hoy, deseando ser recibido, amado y esperado hoy.
Queremos permancecer en vela y permanecer así toda nuestra vida, para estar preparadas, para no dejar escapar ni un solo acontecimiento de gracia, para descubrirle y así, poder recibirle.
Fijémonos, de manera muy especial, en la Virgen María. Ella es nuestro modelo: sencilla, pobre, humilde, pequeña.
Hagamos de nuestro corazón como Ella, una humilde y acogedora cunita para el Señor.
¡Preparad los caminos, porque llega el Señor!