EL BEATO JUAN PABLO II DICE…

«¡Abrid las puertas a Cristo, no tengáis miedo! Abrid de par en par vuestros corazones a Dios».