¡¡¡CRISTO HA RESUCITADO…!!!

¡¡¡…VERDADERAMENTE HA RESUCITADO!!!

El Señor, el que nos eligió para vivir más íntimamente con Él, vuelve a la vida, una vez más nos ha demostrado su gran amor y misericordia. Murió para rescatarnos a todos, para acercarnos al Padre, para hacer de nuestra cruz, una cruz gloriosa.

Él nos llamó para estar en todo momento junto a Él. Deseó «enormemente pasar esta Pascua -esta Pasión- con nosotros» (Lc.12,15). Nos miró cuando cargaba con su cruz, con nuestra cruz; una mirada que no pudimos resistir y así, dejándolo todo, cargamos también con la nuestra y le seguimos. Ahora, Él ha resucitado y de esta manera, también nos ha resucitado a nosotros.

Hoy nos invita a ir a Galilea, porque allí le veremos. No tengamos miedo. Él tiene poder para vencer todas nuestras tribulaciones, todas nuestras limitaciones. ¡Él ha vencido a la muerte!

Correspondámosle con nuestro amor, con nuestra entrega, con nuestro sí de cada día. Vayamos a Galilea. Allí le veremos cara a cara.