COMENCEMOS LA TRAVESÍA…

… CON JESÚS.

La Cuaresma es el tiempo de 46 días en el que la Iglesia nos ayuda a prepararnos para la celebración de la Pascua, misterio del amor misericordioso del Señor. Recuerda los los 40 días de Cristo en el desierto.

El papa Benedicto XVI nos invita también a renovar nuestro camino de fe mediante la oración, el ayuno, el silencio y el compartir de cada día, “fijándonos los unos en los otros para estímulo de la caridad y las buenas obras” (Hb 10, 24)
Cristo nos invita a hacernos cargo del otro, quiere que seamos guardianes de nuestros hermanos, que nos queramos, nos respetemos y cuidemos, tal y como lo exige el mandamiento del amor. ¿Qué es lo que impide esta mirada humana y amorosa hacia el hermano? Miremos a Jesús y aprendamos de Él a amar a los demás como Él los ama.

¿Qué necesitas quitar de ti para ser más de El?