¡¡¡BIENVENIDO…

… SANTO PADRE!!!

Este fin de semana hemos tenido la dicha de poder acoger en nuestro país al Papa Benedicto XVI. Su presencia aquí supone para todos los católicos de nuestro país un fortalecimiento en la fe y una recuperación de los valores cristianos y de la vida de familia, que nuestro mundo intenta destruir.

El próximo 9 de noviembre, hará 111 años que Madre Carmen pasó a la casa del Padre. Estando muy enferma no cesaba de decir a las Hermanas que «muy pronto veréis nuestras Constituciones aprobadas». Y así fue. Tan solo tres años después la Congregagión de las Hermanas Franciscanas de los Sagrados Corazones veía aprobada y bendecida su obra por el Papa León XIII.

La Iglesia dijo «sí» a esta nueva forma de vida que «anhela enseñar a los hombres a conocer y amar a Dios«.

Hoy, el Santo Padre, en su Visita Apostólica a España, ha querido estar presente con los niños discapacitados de la Obra benéfico-social «Niño Dios». Que Su Santidad esté hoy allí significa para nosotras que aquella obra que comenzó Madre Carmen hace 126 años, en Antequera, sigue siendo bendecida por la Iglesia. Desde aquí estamos presente allí y vivimos con gran ilusión este día.

Pedimos al Señor por el fruto espiritual de esta visita, queriendo que sea para todos un estímulo para vivir nuestra fe.