LA VIRGEN DE LOURDES…

…dice:  «Haced penitencia, haced oración…» Ella, nuestra Madre, la Inmaculada Concepción, comprende como nadie la gravedad del pecado, el dolor que inflige en el Corazón del mismo Dios. Por eso baja a la tierra compadecida de sus hijos desvalidos, y siempre con un mensaje que invita a la conversión, a dejarnos inundar y transformar por […]