¡20 DE FEBRERO…

…DE 1885!

¡20 DE FEBRERO DE 1889!

¡¡¡Día de alegría, de gozoy  bendición, por el don de Madre Carmen!!!

“La renovación de la vida religiosa implica la fidelidad a los orígenes” (PC)

Hoy nos unimos a todas las hermanas profesas que renuevan su Consagración siendo fieles a los votos que aquel 20 de febrero de 1885 profesó Madre Carmen y que reafirmó más tarde en 1889: la Castidad por amor del Reino de los cielos, la Pobreza voluntaria por el seguimiento de Cristo y la Obediencia como sacrificio de sí misma y plena entrega a la voluntad.de Dios

¡Felicidades hermanas! Compartimos vuestra alegría, deseando algún día, renovar nuestros votos junto a vosotras.